Dislocaciones: experimentaciones sensibles y tensiones en el signo estético.

Tema: Artistas latinoamericanos

Título: Dislocaciones: experimentaciones sensibles y tensiones en el signo estético.

Nombre de la coordinadora: Dra. Anahí Alejandra Ré

 

 

Resumen:

Dislocaciones: experimentaciones sensibles y tensiones en el signo estético

El rol que adopta la circulación de textos, modelos, prácticas creativas y de traducción y/o transposición en tanto factor constitutivo de saberes y de haceres es central para el estudio crítico, por su injerencia en las construcciones de mundo y sus aportes a la consolidación de discursos disciplinares y de praxis creativas y profesionales.

Durante los últimos años, en el marco del Programa Est/éticas (CIECS-CONICET) nos hemos preguntado acerca de los desplazamientos y fronteras, no sólo entre lenguas, sino también entre leguajes, disciplinas, géneros y culturas. ¿Cuán propio (a una nación, pero también a una disciplina, a un objeto de estudio o a un género) es una teoría, un modelo, un método? ¿En qué medida una obra de ciencia, de literatura, o de arte, traducidas, pasan por vernáculas o extranjeras? ¿Cuánto de “influencias” ajenas tienen las obras “locales”? ¿Cuáles son los grados de conmensurabilidad entre lenguas, discursos, disciplinas, culturas, y cuánto de originario tienen las teorías que sustentamos en nuestras prácticas? Y, sobre todo, ¿Hasta qué punto están implicadas en estas preguntas la cuestión de la transparencia o la opacidad del signo; la capacidad del lenguaje para representar, y las concepciones históricas que atraviesan estas problemáticas? Preguntas como estas han guiado los simposios internacionales Aduanas del Conocimiento celebrados en nuestro centro de investigaciones entre 2010 y 2015. En esta ocasión, invitamos a prolongar la reflexión centrándonos principalmente en los avatares del signo a partir de los contactos que se producen en las fronteras entre géneros artísticos, en las intersecciones entre poesía, pintura, poesía visual y espacio urbano, y los modos de constituirlas en tanto hechos sígnicos en la instancia de “lectura” (entendiendo este término de manera ampliada, por toda experiencia de recepción/percepción).

Así, la primera de estas comunicaciones aborda la poesía experimental de Nanni Balestrini y de Edoardo Sanguineti en claro diálogo con las discusiones de Haroldo de Campos sobre el barroquismo y el transbarroco, identificándolas como poesía “de crisis de los signos”, que se escribe e inscribe a partir de sintaxis no lineales tanto respecto del verso como de la tradición poética que la precede. Desde el marco teórico metodológico de la semiótica tensiva, el trabajo propone pensar a esta poesía en tanto regulada por una oscilación entre nitidez y fluidez en el plano de la expresión, en la que se manifiestan diferencias de acentuación y oscurecimiento formal del enunciado y un movimiento contrario, de esclarecimiento.

En la segunda comunicación, se constata esa tensión/oscilación en las transposiciones entre manifiestos y pinturas del discurso futurista de Umberto Boccioni y Gino Severini y su recepción brasileña. En ellas, la forma -las líneas y la foria (Zilberberg, 2006) como fuerza enunciativa-, tendría un valor esquemático, es decir: se trata de la configuración de un discurso en el que se revela una dinámica de formas pictóricas cuyo movimiento y velocidad engendran en el enunciado un conjunto de fuerzas/forias, direcciones, choques, marcas enunciativas de explosiones y elasticidades que vinculan sus efectos de sentido a la velocidad que supone la producción industrial y, con ella, al discurso científico-técnico.

A partir de la propuesta de una “lectura maquinante” de la poesía contagiográfica del argentino Mauro Césari, la tercera comunicación aborda la desarticulación del discurso científico-médico de los manuales de anatomía. Estos constituyen compendios de registro que ofrecen una representación abstracta del cuerpo, hipercodificada mediante convenciones cromáticas, gráficas, entre otras. La obra, consciente de los principios por los que se regulan tales representaciones, los desestabiliza y construye su poética sobre esa ruina, distinguiéndose así de ciertas prácticas dominantes en manifestaciones que le son contemporáneas. Tensando el discurso técnico, recurriendo a la intermedialidad de la poesía visual, la obra repone en el centro del planteo la multidimensionalidad del signo poético habilitando y promoviendo lecturas equí-vocas.

Para finalizar, atravesando las fronteras de prácticas que despojan al significante de su significado conocido y lo desplazan al ámbito de lo puramente sensorial; la última comunicación problematiza la crónica latinoamericana, en particular la crónica de viajes, no solo como experiencia entre culturas, sino también como estado de intemperie, entre-lugar espacio-temporal en el que se expone el limen de las propias mecánicas perceptivas, al margen de la primacía óptica del siglo XIX. La ruina del signo, el delirio óptico, las exploraciones hápticas, lo pan-sonoro y el olfato primitivo son objeto de reflexión. 

Como se observa, las propuestas de la mesa problematizan la frontera de juego que hay entre el placer inmediato de la experiencia sensible y el placer, siempre demorado, del reconocimiento inteligible del objeto estético, esto es, entre dos tipos diferentes y complementarios de fruición. La dificultad que se genera en la instancia de percepción puede derivar tanto hacia una renuncia “forzada” a leer (como parece sugerir Gillo Dorfles, 1984), como por el contrario, hacia una invitación a crear sentido a partir de la percepción de indicios (Ginzburg, 2008; Eco y Sebeok, 1991). Estos objetos de estudio se posicionan así en el punto intermedio entre las demandas del régimen representativo del arte y la construcción simbólica pura.

Títulos de ponencias:

  1. Estatuto semiótico do signo estético: o caso da poesía experimental.
  2. Experimentalismo na pintura: dinamismo no discurso plástico do futurismo na Itália e no Brasil.
  3. Contagios entre imagen y escritura en sus instancias de (re)producción: la poesía de Mauro Césari.